Thursday, July 22, 2004

La consecuencia del pecado

Lo que te voy a narrar no es agradable pero es algo real.  Hace unos momentos en Yahoo leía como en Japón, un país en el que la gente es muy materialista y Dios solo una figura lejana, las clínicas de abortos están mutilando los fetos para ponerlos en bolsas de basura y tirarlos con la basura normal.  En Japón los abortos de embarazos de 15 semanas no son infrecuentes y claro esta el feto esta bien formado a esta edad.  Por lo tanto tienen que hacer la nefasta actividad de cortar los brazos y piernas para despistar que están tirando en la basura el cadáver de un bebe.  Que pesadilla tan horrible, que grado de inhumanidad, como hemos alcanzado este nivel.  Poniendo seres humanos en la basura por ser producto de nuestro pecado.
 
Japón es una sociedad donde la gente cubre mucho las apariencias y no hay espacio para madres solteras.  También las relaciones sexuales pre-maritales son prácticamente la norma.  Los medios más comunes de prevención de embarazo son el ritmo y los condones.  Estos métodos no son infalibles como ningún método lo es.  El precio de una sociedad que desea lucir perfecta y vivir sin restricciones bebes en la basura.  Estamos seguras que hay miles de parejas en Japón que desean bebes y no pueden tenerlos y podrían adaptar a estos niños.  Quien sabe cual es la solución pero esperamos que esta realidad sacuda a las personas con conciencia en Japón.
 
El gobierno Japonés esta preocupado encontrando una mejor forma para desechar los fetos no están en lo absoluto preocupados por como evitar el problema.  Hablar de abstinencia en Japón no seria popular.  
 
Todo pecado tiene consecuencias.  Dios nos perdona y muchas veces nos libera de algunas consecuencias.  Se nos ha enseñado que el pecado sexual es peor que otros pecados, en mi opinión pecado es pecado y nos aleja de Dios y nos mete en problemas.  Sin embargo pocos pecados tienen una consecuencia tan seria como un embarazo indeseado porque estamos arruinando una vida inocente ya sea dándole una vida menos feliz a un ser humano o matándolo en su más tierna infancia.  Estamos también arruinando nuestra propia vida.
 
Yo no tengo la solución ni juzgo a nadie.  Muchas mujeres se ven entre la espada y la pared y por amor de sus padres y temor a una sociedad que solo sabe juzgar se ven en la necesidad de abortar. La Biblia es clara al respecto las relaciones fuera del matrimonio son pecado.  Sin embargo no podemos juzgar a las sociedades no cristianas con nuestra vara pero tenemos que tener en cuenta que estas sociedades  necesitan conocer de Dios y escuchar el mensaje.  Así mismo las soluciones no son tan fáciles y simples como solo decir absténganse y no al aborto hay que ir mas allá y ver el dolor y soledad en la que viven aun muchos cristianos.  Yo no tengo la respuesta pero por cierto el mundo necesita a Cristo.
               

No comments: